¡Yo quiero ser científica!

El pasado lunes dimos por finalizada una actividad inspiradora con el alumnado de 1º de ESO: la salida al Planetario para disfrutar de la obra de teatro Yo quiero ser científica. Pudimos disfrutar de un viaje en la máquina del tiempo para conocer a mujeres que han sido referentes en la historia de la ciencia. Sus vidas y aportaciones al conocimiento nos recuerdan la necesidad de reivindicar la presencia de las mujeres en todas las disciplinas.

Nueve investigadoras-actrices de la UPNA (dos de ellas ex-alumnas del IES Navarro Villoslada) encarnaron a científicas destacables. Podéis aprender sobre ellas pinchando en sus nombres a continuación:

Hipatia de Alejandría. Matemática, astrónoma y filósofa (siglos IV–V).

Maria Sibylla Merian. Entomóloga y pintora (1647-1717).

Ada Lovelace. Matemática y primera informática (1815-1852).

Sofia Kovalévskaya. Matemática y astrónoma (1850-1891).

Marie Sklodowska-Curie. Química y física (1867-1934).

Emmy Noëther. Matemática (1882-1935).

Edith Clarke. Ingeniera eléctrica (1883-1959).

Klara Von Neumann. Informática (1911-1963).

Hedy Lamarr. Ingenieria de telecomunicación (1914-2000).

Proyecto completo. Sinopsis-presentación de la obra.

Mujeres referentes

Como acción feminista de marzo, el alumnado del centro ha trabajado en distintas materias y niveles investigando sobre mujeres referentes y sus aportaciones a los distintos campos del conocimiento.

Recogiendo imágenes y biografías, hemos elaborado fichas para dar visibilidad al legado de mujeres científicas, humanistas, artistas, deportistas, lideresas, activistas… que nos acompañan e inspiran ahora en los pasillos del instituto.

Queremos que esta acción sea también una reflexión para educar en igualdad, incluyendo en nuestras programaciones educativas el trabajo y los enfoques desarrollados por las mujeres. Revisemos los libros de texto que elegimos, los ejemplos que manejamos y las citas a las que acudimos… Si faltan las perspectivas, experiencias y logros femeninos, nuestra labor pedagógica todavía tiene un largo camino que recorrer.